Reciben alumnos del ITSC lección de vida para superar la adversidad

COMALCALCO, TABASCO.
14 DE AGOSTO DE 2015
BOLETÍN ITSC/2015-034

 

El motivador Gabriel Castillo Chavarri impartió una conferencia en la que dio testimonio que con tesón y esfuerzo se puede vencer cualquier obstáculo, inclusive la parálisis cerebral



No hay mayor discapacidad que el miedo al fracaso y una actitud negativa, postuló el motivador Gabriel Castillo Chavarri a los alumnos de nuevo ingreso del Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco, durante una conferencia impartida en el marco de la inauguración del semestre Agosto 2015 – Enero 2016.

Licenciado en Derecho, notario público, conferencista y luchador social, Gabriel Castillo (“Gabo”, como gusta que le llamen) compartió con la comunidad Tecnológica sus vivencias, su lucha contra la parálisis cerebral que lo postró a una silla de ruedas desde su infancia, y su fuerza de voluntad para superar la adversidad, hasta convertirse hoy día en un exitoso profesionista y un hombre enamorado y bien correspondido.

Ante cientos de jóvenes que abarrotaron la Cancha Techada del Campus Tecnológico para conocer a este personaje extraordinario, “Gabo” Castillo dijo ser un ejemplo viviente de que sí es posible salir adelante en cualquier circunstancia, sólo basta con esforzarse y tener el deseo de lograrlo.

“Vengo aquí a hacer conciencia y a decirles que sí se puede… El Gabo que ven aquí no es el mismo Gabo que nació. He luchado demasiado para levantarme, he dedicado mucho esfuerzo y tiempo de mi vida en terapias; gracias a ello y al amor de mi familia puedo hablar, pensar y desarrollarme… Como ven, no me hacen falta los pies porque tengo alas para volar; porque conmigo, la superación y el éxito van sobre ruedas”, afirmó.

Con el apoyo de su esposa América Lilia Sánchez —“mi niña, mi motor y mi combustible que alimenta mi corazón y nutre mi espíritu”, sostuvo—, Castillo Chavarri organizó unas dinámicas en las que participaron cinco estudiantes para hacerles sentir la discapacidad motora, visual, auditiva y oral, a fin de que vivieran “en carne propia” las complicaciones cotidianas a los que se enfrentan quienes padecen esta condición.

Contrario a lo que podría pensarse de quienes han tenido una vida difícil, Gabriel Castillo Chavarri se definió como un hombre agradecido, feliz y espiritual. Aseguró que gracias a su padecimiento “que ha sido una bendición”, pudo conocer al Papa Juan Pablo II en El Vaticano e incursionar en la administración pública federal y estatal en su natal Guanajuato, desempeñando tareas para combatir la discriminación y favorecer a los sectores más vulnerables de la sociedad.

Profundamente emocionados, alumnos, docentes y administrativos encabezados por el Director General, Mtro. Carlos Mario Olán López, le expresaron su admiración y se comprometieron a contribuir de alguna manera con su Fundación “Gabriel Castillo, A.C.”, que en Tabasco está representada por la Lic. Rosa Angélica Lara Menéndez y a través de la cual se canalizan acciones de concientización y apoyo a personas con discapacidad.